lunes, 26 de octubre de 2015

No me da la vida



No le negaré al otoño su encanto mezcla de nostalgia, melancolía y romanticismo. Tampoco dudaré de lo inspiradoras que son sus tardes de luz dorada y marchita ni lo agradable que es leer un libro con la única compañía de un café muy caliente mientras al otro lado de los cristales sopla el viento y todo es gris. Ni se me ocurre restarle importancia a los domingos de sofá y mantita, refugiarse del frío en una sala de cine o la emoción de creer haber encontrado  el calor de un abrazo que nos acompañará durante un largo invierno. Sí, el otoño es muy bonito pero a mí no me da la vida. 

La vuelta a la rutina,  el estrés del día a día y las lejanas -tanto, ya- vacaciones, los cambios de estación, de hora y hasta de armario. Y yo intentando llegar a todo, puntual y a ser posible con una sonrisa, pero por más que lo intento llega un momento en el que esta expresión, tan de "señora" como real, se escapa de mis labios acompañado de un suspiro: "no me da la vida". 

Pero he encontrado, creo, una solución, un parche para poder aguantar el empujón, los madrugones y las prisas. El elixir que me permitirá acabar el día tachando toda la lista de cosas por hacer se llama Floradix y es un complemento vitamínico natural, compuesto de hierro, vitaminas, especies vegetales y zumos de fruta que aporta los nutrientes y el hierro que necesitamos en esta época del año. En su web -http://nomedalavida.es/- , además de conseguir una muestra gratuita, podemos encontrar algunos consejos sobre alimentación, deporte y otros hábitos saludables que nos ayudarán a completar la receta perfecta para tener la energía suficiente que nos permita disfrutar el otoño como se merece.